Formarte para «querer mejor» a tu perro

Los que me conocen bien, saben lo importantes que son mis perros para mí. Y no me refiero a la competición, los títulos o la cría. Me refiero a mis perros. Son mi familia y siempre son lo primero. Supongo que todos los que entendemos nuestra relación con nuestros perros de ésta manera, nos preocupamos de que tengan todas sus necesidades cubiertas y de intentar darles una vida feliz… pero no tengo tan claro que nos demos cuenta de lo importante que puede ser entenderles bien para poder conseguirlo.

Ésta primavera decidí renunciar a casi todo el circuito de competición para hacer algo que me apasiona y es importante de verdad para mí: formarme más para entender mejor a mis perros.

Había quedado una plaza libre en el solicitadísimo curso de adiestramiento avanzado de Educan que imparte personalmente Carlos Alfonso López y tuve la suerte de que esa plaza fuera para mí.

A veces, cuando tienes expectativas muy altas sobre algo, acaba decepcionándote. Como cuando vas a ver esa película de estreno de la que todo el mundo habla y piensas: «bueno, no es para tanto…»

Bueno, pues… no es el caso 😁. Ha sido un curso duro y exigente, pero también una de las mejores experiencias formativas que he vivido. Un curso en el que se aprende mucho, trabajas mucho, disfrutas mucho y sufres un poco. Un curso que me ha permitido crecer como entrenador, pero también como tutor y como persona. Porque lo más valioso que me llevo no es la aplicación práctica al entrenamiento (que también), sino lecciones que quizá sólo mis compañer@s pueden entender. Como la importancia de «pensar bien», o que lo más importante entrenando perros nunca es el resultado.

También cosas que todo el mundo puede entender, como que merece la pena aprender más. Porque, cuanto mejor entiendes a tu perro, mejor relación puedes tener con él. Porque nadie puede enseñarte a querer a tu perro, pero sí puedes aprender a quererlo mejor.

Gracias Carlos por compartir tu sabiduría, humanidad y sentido del humor conmigo, y por hacerlo de una manera tan emocionante y divertida (y por los cordones de las zapatillas! 😜). Gracias a Iván, Marian y Marcos por vuestra ayuda, profesionalidad, simpatía y paciencia. Gracias a Eva por toda tu ayuda, buena disposición y eterna sonrisa. Y gracias a tod@s mis compañer@s por el super buen rollo 😊

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *